Costa de Marfil

Situado en el Golfo de Guinea, Costa de Marfil es uno de los países costeros de la zona oeste y central de África. A partir de la independencia en 1960 el país ha mantenido un crecimiento anual medio cercano al 10%, llegando a ser el primer productor mundial de cacao y el principal exportador de piña y aceite de palma. Unos años de bonanza que acaban en 1980 ante la caída de los precios internacionales de esas materias, lo que provoca una grave crisis económica de la que el país no vuelve a recuperarse. En 1999 sufre un golpe de estado y en 2002 el país entra en una guerra civil que provoca la división en dos zonas: el norte y el sur.

El largo proceso de pacificación que se está llevando a cabo se ha visto ensombrecido por momentos de fuerte tensión y enfrentamientos bélicos, sufriendo constantes bloqueos por parte del Gobierno, los grupos rebeldes y por el estallido del conflicto armado entre las dos partes. Estos conflictos bélicos han provocado más de un millón de desplazados y una crisis económica, sanitaria y educativa generalizada en todo el país, especialmente en la zona Norte rebelde.

Además, la depreciación internacional del algodón causada por varios factores (como las subvenciones al cultivo del algodón en EEUU y Europa, el incremento de productividad derivado del empleo de variedades transgénicas, la mecanización del cultivo y el desplazamiento del algodón por las fibras sintéticas) ha ocasionado una fuerte crisis en el sector rural del país, en especial en la Subprefectura de Dianra. Igualmente han sufrido una fuerte depreciación el anacardo, otro de los cultivos tradicionales en esta zona. or otra parte, las prácticas de “dumping” de EEUU y Europa en la producción y comercialización del maíz, dificultan trabajar con este cultivo de forma rentable.

Finalmente, cabe destacar que la política del Gobierno ha potenciado la xenofobia y tribalización del país por su discurso contra los extranjeros denominados “burkinabes”, y ha reforzado las creencias xenófobas existentes según las cuales el grupo étnico de los Senofú es inferior a los Peuls y los Malinké, siendo estos agricultores muy poco escolarizados y muy vinculados a tradiciones ancestrales de su tribu.